Alimentación para el deportista

La alimentación diaria influye de forma muy significativa en el rendimiento físico de un deportista. Es necesario una adecuada distribución de los nutrientes energéticos: proteínas (10-15%), lípidos (30-35%) e hidratos de carbono (50-60%), así como la presencia de vitaminas y minerales para cubrir las necesidades específicas del deportista.

Como conclusión, una dieta variada y equilibrada, adecuada en términos de cantidad y calidad antes, durante y después del entrenamiento y la competición es imprescindible para optimizar este rendimiento físico.

Os aconsejo consultar la nueva rueda de los alimentos, en la que pierden presencia las grasas y aumenta la importancia de legumbres, verduras y, sobre todo, alimentos estructurales, dentro de la filosofía “el alimento es tu medicina”, que no está reñido en absoluto con la vivencia del placer. Si alguien quiere más información que lo exprese en Comentarios, dejándonos su e-mail.