Aprender a correr mejor

(Area de Preparación genérica de base – E.T. Canabal)
Hay 4 trucos para hacer que la carrera sea más eficiente y económica:

1,.Los corredores tenemos que llevar una buena postura para ser eficientes con el gesto de la zancada. Trata de levantar la cabeza y evita “sacar chepa”. Mira al horizonte, mantén los hombros relajados y adopta una postura ligeramente inclinada hacia delante.

2,-Piensa que te tiran de las rodillas hacia delante con unas cuerdas con cada zancada, en lugar de pensar en tus apoyos de pies. Aterrizar fuerte con cada zancada sobre los talones no es muy eficiente y puede resultar lesivo incluso. Tira de rodillas adelante y arriba y estarás corriendo mejor.

3,-Cuanto más bajos lleves los pies al correr, mejor. Y es que para no malgastar la energía de tus zancadas tienes que llevar los pies muy cerca del suelo en todo momento. Concéntrate en hacer ciclos de zancada muy rápidos en vez de ciclos largos que te obliguen a balancear todo el cuerpo.

4,-Llevar las manos cerradas y los brazos tensos supone un gasto extra que puedes evitar con facilidad. Relaja tus brazos, dobla los codos a 90º y lleva las manos semiabiertas como si agarraras algo frágil.

¡OJO CON LOS ABDOMINALES!

La presión provocada por los ejercicios abdominales inapropiados también se dirige abajo hacia el suelo pélvico o periné y, al igual que el abdomen, lo va distendiendo haciendo que pierda parte de su funcionalidad. El resultado es una posible incontinencia urinaria, prolapsos (descolgamientos de los órganos internos como la matriz, vegija o recto) y hasta disfunciones sexuales.

Esta situación se puede compensar contrayendo el suelo pélvico a la vez que se realiza la contracción abdominal. El deterioro de la musculatura pélvica causa la incontinencia urinaria y perjudica también la calidad de las relaciones sexuales. En el caso de la mujer, ésta no recibe suficiente estimulación y los orgasmos son menos intensos o no llegan a alcanzarse, pudiendo, incluso, llegar a producirse incontinencia urinaria durante el coito.

Toda mujer, fundamentalmente la deportista, debería mantener un buen tono en los músculos del suelo pélvico, ejercitándolos. Se puede hacer en cualquier momento, es tan sencillo como imaginar que elevamos el ano y la vagina, realizando muchas repeticiones a lo largo del día y de vez en cuando algunas repeticiones con mucha fuerza, para reforzar todo tipo de fibras musculares de esta zona.

(Bibliografía de apoyo: Revista Runners´ world)