Crónica de Luis en las semis de Madrid…

_MG_1733

_MG_1661 _MG_1741 _MG_1721 _MG_1711 _MG_1703 _MG_1697 _MG_1690 _MG_1689

El sábado pude estar en el Master 1000 de Madrid disfrutando de la semifinal entre Federer – Ferrer.

El partido como sabéis se jugo en la “Caja mágica” un alarde arquitectónico y una maravilla en cuanto a distribución, pistas, accesos, servicios …

El ambiente era el propio de un gran evento, mucha gente con sus mejores galas, muchos cochazos, pero se echaba en falta mas ambiente de tenis o como muy bien lo ha definido Ronald “mas ambiente de club”. Se hablaba mas de los trajes que llevaban que de la ausencia de Djokovic o de la derrota de Verdasco (en muchos de los casos dudo que supieran quienes son)

La organización era espectacular, todo muy bien indicado y mucha gente para orientarte e indicarte todo lo que te hiciera falta.

Una vez dentro de la Caja Mágica, te encontrabas con un espacio enorme y todo lleno de puestos de diferentes marcas comerciales, eso si, la mayoría no pertenecían directamente al mundo del tenis aunque si que lo apoyan. Entre ellos había dos puestos de Dunlop (quien proporcionaba las bolas en este torneo) en el que te podías hacer unas fotos con dos raquetas gigantes y comprar diferentes souvenir. Me sorprendió ver también un puesto de venta de entradas para el torneo del año que viene.

A las 20´00 por fin el partido. Ver a Federer y a David Ferrer salir por el túnel de vestuarios y ponerse a calentar motores y saber que los tienes tan cerca es una sensación muy buena la verdad.

El primer set, después de las primeras bolas de toma de contacto y en el que ninguno quería ceder su saque se decanto para Federer con un 7-5 en el marcador.

El segundo set con los jugadores más metidos en el partido se pudieron ver cosas muy interesantes, como saque imposibles de Federer a 198 kmh, dejadas de infarto y la lucha titánica de un Ferrer enchufado y haciendo unos passing shots que dejaban sin palabras al todopoderoso Roger y al público embravecido como si un circo romano se tratase. Por algo le llaman el gladiador. Gracias a estas buenas jugadas y a algún  que otro fallo inesperado de su rival, Ferrer se hizo con este segundo set por 3-6.Ya en el tercer set Federer saco su revés a pasear y no hubo nada que hacer, movía a David por la pista de un lado a otro como quería. Ferrer luchaba cada bola como si fuese la ultima pero un gran Roger Federer se alzo con el ultimo set por 3-6 ganado así el partido y llegando a la final en la que le esperaba Rafa Nadal después de derrotar a Nico Almagro.Una vez finalizado el partido, y después de unas palabras de Federer a las cámaras de RTVE que pudimos escuchar en la megafonía, se le hizo entrega a Roger Federer de un premio que le entrego el diario Marca, el “Premio Marca al deportista de la década”